¿Como quitarle la costumbre a tu perro de morder cosas?

¿Llegas a casa y tu perro te ha puesto todo patas arriba? Este comportamiento destructivo tiene una causa y es importante conocerla para ponerle solución. Las razones ocultas que se esconden detrás del perro “muerdelotodo”suelen ser ansiedad o aburrimiento, hiperactividad o dolor de encías propias de los cachorros que les están saliendo los dientes.

Si tu perro tiene entre 3-6 meses es normal que tenga esta tendencia, pero para que no destroce tus cosas lo mejor es enseñarle desde pequeño lo que puede sí puede morder. Él debe tener sus propios juguetes para perros como una pelota, cuerdas o hueso de cartílago, lo suficientemente grandes para que no corra riesgo de ahogamiento. NO le des para jugar una zapatilla vieja porque el perro no sabe distinguir entre viejo y nuevo y seguramente acabará destrozando tus zapatos nuevos.

¿Qué hago si le pillo mordiendo algo? Enseñarle a no tocar tus cosas requiere ser coherente y firme. No vale decirle unas veces que sí y otras que no, porque el perro no entenderá la diferencia. Siempre que le veas que va a morder o está mordiendo algo que no debe, anticípate y di “NO” firmemente. Quítale lo que muerde y llévale a otro lugar durante 10 minutos. Cuando regrese dale un juguete suyo y déjale que lo muerda, entonces debes premiarla: acaríciale diciendo: “muy bien”. Puede necesitar que realices esto más de una vez, ten paciencia, si eres firme en tu actitud acabará aprendiendo pero nunca le castigues fisicamente, sólo conseguirás que se vuelva miedoso. Educa siempre en positivo, premiando el buen comportamiento.

Cuando te vas de casa. Procura no dejarle a tu perro muchas horas solo en casa ya que eso les genera aburrimiento y ansiedad que empuja el comportamiento destructivo. Antes de irte, conviene darle un buen paseode media hora para cansarle, soltar las tensiones y que a la vuelta al hogar quiera descansar tranquilo. Cierra las puertas de las habitaciones que no quieras que el perro entre y procura no dejar objetos “tentadores” muy a mano, sólo sus juguetes. Si cuando vuelves a casa ha cometido “una fechoría” no te molestes en reñirle porque no recuerda lo pasado y no entenderá qué ha hecho mal, hay que pillarlo en el momento “in fraganti”. A tu regreso seguro que se pone contento y tiene ganas de jugar, es el momento de dedicarle un rato para jugar con él por ejemplo tirándole la pelota.


fuente: www.hogarmania.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s